El chupete y su historia

El chupete y su historia

Aunque nunca ha dejado de ser cuestionado el uso del chupete en bebés, es verdad que nunca se ha dejado de comercializar alrededor del mundo.

Si bien la historia moderna nos lleva al año 1900 cuando en Estados Unidos se patenta el primer modelo de chupete por un farmacéutico en Manhattan, investigaciones nos podrían llevar a un uso aun más temprano en la historia.

En algunos cuadros del pintor alemán renacentista Albert Dürer, se puede apreciar claramente la imagen de un bebé con algo en la mano. Por si no adivinan, era un chupete de la época del 1500.

Antiguamente el chupete era un paño amarrado y mojado con agua y azúcar, o manteca y carne. Y con eso mantenían a sus pequeños bajo control.

Si bien hoy en día fundamentar el uso del chupete para calmar y entretener no ha variado con respecto a ese entonces, si ha cambiado su diseño y el uso de materiales en la fabricación. Tomando la patente inicial del primer modelo comercializado en 1900, una tetina de caucho tinturado con sulfuros de color blanco, el cual tenía un horrible olor, se fueron sumando a lo largo de la historia novedades en materiales y diseños pasando por la revolución del plástico y la silicona.

Junto con la masiva venta de chupetes a nivel mundial, también fueron apareciendo sus detractores. Teorías acerca del ensanchamiento de la lengua o deformación de la boca, por ejemplo. Así mismo, advertían que el uso de chupetes generaba una mala higiene de parte de la madre al recoger el chupete y limpiarlo con su boca, transmitiendo enfermedades e infecciones al bebé.

Sin lugar a dudas, todos los estudios, teorías y críticas se han ido matizando en el correr de los años con nuevos estudios que han comprobado que el chupete ayuda a evitar la muerte súbita en bebés de hasta 12 meses. O que, como su nombre en inglés lo dice - “pacifier”-, el chupete es un pacificador que busca calmar a un bebé que tiene una alta necesidad de succión (no nutritiva) el cual es una necesidad biológica e instintiva.

Si bien ya no estamos en la época del renacimiento ni en los 1900, hoy en día el mercado ofrece múltiples alternativas en cuanto a diseños, materiales y comercialización tanto formal como en portales de dudosa procedencia.

Dejo algunos aspectos básicos que cualquier adulto debería considerar antes de comenzar a investigar chupetes:

-Materiales, procura que sean naturales y/o sin químicos. Los chupetes Americanos y Europeos siempre están certificados. Chupetes provenientes de otros países y que no circulan por USA o Europa muy probablemente no están certificados bajos estándares de calidad y seguridad.

-Partes, que sea un chupete que no deje espacios en donde se esconda la humedad y se transforme en hogos.

-Suavidad, el rostro de tu bebé es muy delicado y un chupete no debe aplastar su rostro ni dejarle marcas.

-Higiene, el chupete debe lavarse con frecuencia haciendo uso de agua y limpiadores suaves de mamaderas. No se deben usar corrosivos como cloro porque éstos desgastarían el material rápidamente. El no enjuague de manera correcta sería un peligro para la salud del bebé. No usar estos químicos jamás.

-Seguridad, el chupete de tu guagua debe resistir el estiramiento de sus partes y bajo ningún motivo debería alojarse en la cavidad oral del bebé. El modelo original de 1900 tenía una careta o pantalla y desde entonces el diseño del chupete con pantalla o tope no ha sido modificado por la propia seguridad del bebé.

En nuestra propia búsqueda como padres de ejemplares de chupetes naturales y gentiles con nuestro hijo y su piel, encontramos a Natursutten el año 2013. Es un chupete de una sola pieza que se fabrica de goma natural, sin sulfuros, sin colorantes, sin químicos y es biodegradable. Nos parece coherente la dualidad de ser natural tanto para el bebé como para el planeta ya que ninguna de sus partes ni empaquetadura produce residuos. Todo es 100% biodegradable.

Desde aquel entonces hemos visto crecer la comunidad de Mamás Natursutten y la conciencia alrededor del uso de productos que sean 100% naturales tanto en su creación, fabricación y empaque.

Silvana Labraña

Profesora de Inglés EFL de enseñanza media

Trabajé como docente en colegios públicos de la RM por 10 años.

En mis últimos años de docente, compartí tiempo de mi desempeño en la enseñanza pre escolar.

En el 2016 decidí abandonar las aulas para dedicarme de lleno a ARAF, mis dos hijos y a crear un espacio en donde compartiéramos experiencias acerca de la maternidad y la vida laboral.